Mi microdermoabrasión casera

Microdermoabrasión casera

Después de tomarme una semana de relax obligado debido a un gran resfriada ya estoy aquí de nuevo con receta beauty. Esta semana os voy a hablar de como hacer microdermoabrasión casera.

Realizar esta truco en casa nos ayudará a ahorrar ya que es una técnica bastante cara y quedaremos tan contentas como si hubiéramos ido a nuestra clínica o spa habitual. Yo siempre que lo hago y me encanta el resultado. Por eso mismo me decidí a compartirlo con todas vosotras.

Beneficios de la microdermoabrasión casera

La microdermoabrasión es una técnica fabulosa para reducir manchas y marcas de nuestra piel. Nos ayuda a mantener nuestra piel limpia , joven y suave. Elimina las células muertas e  impurezas y ayuda a atenuar cicatrices como las causadas por el acné y arrugas superficiales. Nos ayuda a  regenerar células,  a incrementar la producción de colágeno dando así mas elasticidad a la misma.

Siempre que llega esta época del año suelo hacerme éste tratamiento de microdermoabrasión,  para mejorar mi piel y borrar de mis rostro los signos, marcas y  manchas que me deja el verano debido al sol,  el cloro de las piscinas etc.

Suelo hacerme el tratamiento de microdermoabrasión una vez cada 20 días durante tres meses porque mi piel es bastante sensible. También me gustar espaciar el tiempo entre un sesión y otra. Pero vosotras lo podéis hacer mas seguido dependiendo del tipo de piel que tengas.  Si vuestra piel no es sensible y no se irrita con tanta facilidad podéis acortar las sesiones y hacer vuestra microdermoabrasión una vez cada 15 días durante 3 meses o el tiempo que veáis necesario. Eso depende mucho de cuanto tengáis de castigada vuestra piel.

Microdermoabrasión casera
Microdermoabrasión casera

Ingredientes de la microdermoabrasión casera

Para realizar nuestra microdermoabrasión necesitaremos:

  • 2 cucharaditas de bicarbonato de soda
  • 1/2 cucharadita de agua destilada o (agua de lluvia)
  • 1/2 cucharadita de jugo de limón fresco.
  • 3 gotas de aceite esencial de lavanda o espliego.

Preparación y aplicación

Para preparar debemos incorpora todos los ingredientes en un bol, mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.  A continuación aplícate la mezcla sobre la piel limpia,  masajeándola con movimientos circulares durante unos 5 minutos.  Pasado ese tiempo retira la mezcla de nuestro rostro  con una toalla húmeda y caliente con movimientos suaves,  procurando no frotar la piel en exceso. A continuación debemos refrescar nuestro rostro con agua fría a pequeños toques. Para finalizar podemos acabar el tratamiento con nuestra crema hidratante habitual.

No te asustes si ves que te queda la piel algo enrojecida, es normal. En un par de horas nuestra piel volverá a la normalidad.  Por ese motivo siempre recomiendo hacer este tipo de tratamientos por la noche para cuando nos levantemos al día siguiente estemos bellísimas.

email

Miss Kukicha
Sigueme

Miss Kukicha

Soy una apasionada de productos belleza biológicos, terapias alternativas, recetas de comida, adicta a los tés y las infusiones. Además soy amante de los animales y la naturaleza.
Quiero mostrarte mis vivencias para un estilo de vida saludable.
Miss Kukicha
Sigueme

Latest posts by Miss Kukicha (see all)

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *